Drenaje Linfático

El objetivo de estos masajes es estimular, a través de unas sueaves presiones con las manos, el sistema linfático. Un sistema paralelo al circulatorio, que es el responsable de eliminar toxinas y mantener en forma el sistema inmunitario, que recorre nuestro cuerpo y que tiene unos puntos clave; los llamados ganglios linfáticos. Dentro de los ganglios linfáticos.

 

El tratamiento, que suele tener una duración de unos 50 minutos, se realiza con el paciente tumbado y produce un efecto muy relajante, ya que las presiones sobre la piel se llevan a cabo de una manera muy suave, con el fin de estimular el flujo de la linfa.