Masaje Ayurveda

 

El ayurveda es un antiguo arte curativo que procede de la India y que, debido a su efectividad, goza del reconocimiento de la Organización Mundial de la Salud. Entre sus propuestas se encuentra el cambio global de hábitos y rutinas, meditación, uso de plantas y la realización de masajes que garantizan relajación y equilibrio mental.

Se practica desde hace más de 5,000 años y su nombre, en lenguaje sánscrito, procede de los vocablos ayur (vida) y veda (conocimiento), por lo que se dice que su significado es: “la ciencia de la vida larga y feliz”. Asimismo, no es sólo un método que permita eliminar o prevenir enfermedades y tensión, sino que se trata de un sistema integral que permite promocionar un estilo de vida saludable.

Estas razones fundamentales han hecho que la Medicina ayurveda goce de gran popularidad en años recientes, sin olvidar que, por su concepción y metodología, puede incorporarse sin problemas a la vida de la mujer y el hombre contemporáneos, además de que se puede integrar con las ideas de la Medicina moderna, complementando sus valiosos aportes y soluciones.

El relato del nacimiento de esta disciplina está lleno de magia y belleza. Se dice que hace milenios, un grupo de 52 rishis o sabios se encontraban descorazonados por el sufrimiento de la humanidad y notaron que las constantes ocupaciones impedían a la gente descansar, reponerse de sus enfermedades y dedicar tiempo a su desarrollo espiritual. Por ello, viajaron al pie del Himalaya en busca de una forma de ayudar al mundo entero a limpiar sus enfermedades.

Los rishis meditaron juntos, y al entrar en trance mediante esta práctica adquirieron los conocimientos que fueron reunidos por escrito bajo el nombre de ayurveda. El texto principal, conocido como el Charaka samhita , se considera que es de tipo sagrado, y se dice que a pesar de que fue escrito siglos antes de la invención del microscopio, explica que el cuerpo está formado por células y habla de la existencia de 20 microorganismos que pueden ocasionar enfermedades.

Cierto o no, todos los seres humanos podemos gozar de sus beneficios y de técnicas concretas que pueden mejorar nuestra calidad de vida, como los vivificantes masajes